sábado, 23 de febrero de 2008

génesis


instalada en el umbral que la lleva hacia sí, instalada en las mareas que le suben la miel y el jugo, hasta terminar en cuatro y rechinando a la par de las yeguas, las que suben sus coros en vigilia, las que pesan y montan papeles, directrices, acciones. esta perla sabe lo que quiere. lo sabe y distrae a la suelta, que no ha dejado de lloriquear, plantada en una de las quemadas, en una de las esquinas de su quejumbre añosa, en vano, latera. estoy harta de ti, le dice la perla, la que fue concebida en una de esas noches, en uno de esos vacíos hambrientos, melosos, en los que la suelta se iba jodiendo por la ciudad. tuvo que ser penetrada la suelta. tuvo que serlo. se la tuvieron que meter para que en una de esas empalagosas tiradas, se constituyera la perla, se redondeara, se hiciera a sí misma, así no más, como las cosas que pasan a veces, como ese joyero que se la pudo con la suelta, el propio que le paró en seco el llanto, el que se internó en ella hasta que juntos en una relamida de gemidos y espasmos la engendraron, a ella, a quién más, a la perla.

2 comentarios:

ELEMENTO - URBANO dijo...

washita enseñame todos los secretos.
todos todos todos.
Jajajajaja.
Buen texto. rudo, delicado.
y agudo.
me gusta. eeeeeeeeeeeeella.
un
beso

[][][]Μεδούσα[][][] dijo...

q bonito el texto esta la zorrrrrrrrrrrrraaaaaaaaaaa
esta perla suelta xuxesuma...
me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
esta es nadia, la de piernas largas
la perla me fascina, me encariña...
y tengo q confesar que que hay 3 cosas que hago en primera instancia cuando estoy en inet. mis email y la perla.
me encantaaaaaaaaaaaa