miércoles, 16 de mayo de 2007

rose



hablando de las vicisitudes de la poesía, la creación; lo engorroso del falo, la indiferencia de los hombres, la estupidez de las mujeres, el narcisismo de la nueva juventud. es de una manera muy sencilla: rose se saca los lentes, y se rasca un ojo; yo la miro a través de mi chasquilla. o decimos juntas: qué vamos a comer? mientras nos reímos inventando el menú, que nunca es un buen pedazo de carne, y que quizás podría serlo, pero no lo sabemos elegir. luego hablamos por horas, consolándonos las dos huachas. por fin tengo una nueva hermana, para que la cuide y para que ella me cuide a mí.

1 comentario:

Claudia dijo...

Por fín tengo un nombre, por lo que significa aunque me pese, me lo gané con el sudor de mi corazón.
Un abrazo Paula