lunes, 2 de julio de 2007

rest



se le había olvidado usarlo. pero la suelta buscó y buscó, hasta que encontró su antifaz. desde hoy todo será distinto. y eso bastó para que la suelta empezara de nuevo.


4 comentarios:

jacktheripper dijo...

a mi parecer la suelta lo hacía bastante bien dando la cara... el antifaz la hace aún más atemorizante

Angela dijo...

creo que también hay tiempos para antifaces y tiempos para caras lavadas...

Rodrigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
nohaypoema dijo...

¿y si se rompe el antifaz? ¿y si bajo el gesto no hay rostro? ¿si sólo hay una terrible película snuff que de tan terrible no complace ni siquiera a la mirada más perversa?

preguntas... preguntas...